Condenan a Viajes Halcón por alojar a una pareja en una zona peligrosa de Los íngeles

La Audiencia de Barcelona ha confirmado la condena a Viajes Halcón y le obliga a indemnizar a una pareja de novios por alojarlos en un hotel ubicado de una zona “marginal” y peligrosa de la ciudad de Los Angeles. Según el tribunal, la agencia ocultó a los clientes que el alojamiento se encontraba en una zona de la ciudad “en la que no es recomendable salir a partir de las seis de la tarde”.

La pareja contrató un viaje combinado de luna de miel, que incluía el vuelo y el alojamiento por un importe de 4.053 euros. Al llegar a Los Angeles descubrieron que el hotel se encontraba en una zona marginal y peligrosa de la ciudad, circunstancia que condicionó y coartó su viaje, ya que les impidió deambular con total libertad por motivos de seguridad.

Asimismo, los novios también se encontraron con problemas en otros alojamientos contratados en su ruta. Concretamente, varios hoteles estaban localizados a gran distancia de los parques naturales de Yosemite y Sequoia, que tenían la intención de visitar.

Una vez regresaron, la pareja decidió demandar a Viajes Halcón y a Embassador Tours por todas las vicisitudes sufridas a raíz de las “deficiencias” en los alojamientos. El titular del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Mollet del Vallés (Vallés Oriental) les dio la razón en sentencia de 17 de diciembre de 2003.

En dicha sentencia se condenaba a la agencia y el tour operador a indemnizar a los demandantes con 3.000 euros por “haber incumplido parcialmente” el viaje combinado tratado, así como a pagar los gastos del juicio.

Según esta sentencia, las demandadas no aclararon suficientemente a los clientes que el hotel se encontraba en una zona “en la que no es recomendable salir a partir de las seis de la tarde, circunstancia que no puede entenderse como intrascendente o sometida a la investigación de quien confiadamente contrata un viaje de esta naturaleza”.

Viajes Halcón y Ambassador Tours apelaron esta resolución ante la Audiencia de Barcelona que, pese a reiterar su responsabilidad por las “deficiencias”, ha decidido rebajar la cuantía de la indemnización.

La Sección Diecinueve de la Audiencia de Barcelona argumenta su decisión de rebajar de 3.000 a 1.000 euros la indemnización en el hecho que las deficiencias en los hoteles supusieron una “frustración parcial” pero no “absoluta” de su luna de miel.

En este sentido, el tribunal recuerda que la elección de los hoteles se realizó “sobre la base de disponer del más económicamente asequible”, cumpliendo con el criterio solicitado por los clientes. Según la Audiencia, 3.000 euros es una cantidad “desproporcionada”, puesto que “el resto del programa se cumplió”.

http://www.finanzas.com/id.8791147/noticias/noticia.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.