Cromañon – Chabán volvió a declarar y negó tener ví­nculos con Ibarra

Con más precisiones que ayer, el empresario dijo que no tenía ninguna relación con el jefe de Gobierno o con funcionarios porteños. Ratificó que el incendio fue un acto premeditado de tres jóvenes que dispararon bengalas.

En otra maratónica indagatoria, Omar Chabán desplegó ante el juez Lucini su versión sobre lo que sucedió en la trágica noche del 30 de diciembre en Cromañón, que dejó 193 muertos. El empresario negó tener vínculos con Ibarra y con policías de la comisaría 7ma. para que le facilitaran el funcionamiento del boliche. También ratificó que el incendio fue un “acto premeditado” de tres jóvenes que dispararon bengalas al techo del local.

La segunda jornada de indagatoria comenzó después de las 11 y terminó poco después de las 18. Según precisaron fuentes judiciales a DyN, en esta oportunidad el empresario fue más preciso que ayer, cuando en casi siete horas desmenuzó todo lo ocurrido durante la tragedia. “Chabán negó tener algún contacto con Ibarra o con funcionarios imputados”, adelantó el abogado del empresario, Pedro D’Atolli.

Ante el juez Lucini, también negó que se hayan pagado coimas a los policías de la comisaría 7ma. para que le facilitaran el funcionamiento del boliche a pesar de las irregularidades. “Al único policía que conocía era al subcomisario García, a quien calificó como un héroe por haber salvado vidas”, explicó D’Atolli en la puerta de los tribunales.

El empresario pasó la noche en el penal de Marcos Paz y arribó a Tribunales poco después de las 7.20. Nuevamente, en los alredores del Palacio de Justicia se montó un estricto operativo de seguridad para prevenir incidentes con grupos de familiares.

Esta noche permanecerá alojado en Tribunales, ya que mañana deberá declarar nuevamente ante el juez, pero desde las 8.30.

Chabán, acusado de homicidio simple con dolo eventual, ayer calificó el incendio en el boliche como “premeditado”. Y dijo que “tres muchachos de aproximadamente 20 años” fueron quienes encendieron las bengalas que terminaron generando la combinación de fuego y humo que llevó a la muerte a 193 personas.

Entre lágrimas, el empresario dijo que fue él quien cortó el sonido cuando empezó todo. “En ese momento, estos tres muchachos con desparpajo y desaprensión comenzaron a tirar bolas de fuego a distintos lugares del techo, los tres dispararon sin piedad su pirotecnia”, le explicó al magistrado.

“No soy un criminal, ni un asesino, ni maté a nadie, no fui negligente ni irresponsable. No soy un monstruo como me muestran los medios”, completó (Edición impresa).

El empresario también expresó que no quiso fugarse. Dijo que “tuvo pánico” al ver lo que pasaba pero ayudó a rescatar a las víctimas. Y que luego se fue “desolado” por la tragedia a un departamento de la calle Salta, donde fue hallado por la Policía al día siguiente.

En la declaración también hubo espacio para Callejeros. El empresario calificó a la banda como “buena gente” y dijo que el operativo montado por la seguridad de los músicos fue “exhaustivo”. Sin embargo, criticó el despliegue de médicos y bomberos durante la tragedia. “Había una organización torpe, desequilibrada, en el auxilio de los médicos y bomberos, por no poder remediar ese agujero que se había abierto”, consideró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.