Cultura – La muestra de Andy Warhol es la sensación de la temporada

Mucho público joven atraído por sus emblemáticas obras del “pop art”. La colección incluye tapas de discos, ilustraciones y también sus películas.

Desde la puerta nomás se la ve. Ah, que alivio, ahí está: contra la pared del fondo, reina sobre la entrada Marylin Marilyn Marilyn Marilyn, cuatro veces la cara que había que ver. Esto es la primera muestra individual de obra de Andy Warhol que se ve en la Argentina desde 1965 y no hay por qué contener la ansiedad: se puede cruzar de un par de zancadas el salón y plantarse de una vez frente a la imagen recontraconocida que el norteamericano estampó (son serigrafías) en 1967. Una coloreada “al natural”, otra saturada de rojos, otra en la que estallan los verdes, la última negra y gris.

Este es Andy Warhol, nacido en 1928, el hombre que vio a su alrededor que la sociedad â??mediados de los 50â?? era la sociedad de consumo y que se vivía entre productos en serie. ¿Y el arte? Bueno, ya lo había dicho Walter Benjamin en 1934: “la técnica reproductiva desvincula lo reproducido del ámbito de la tradición”. ¿Y entonces? Benjamin: “En el mismo instante en que la norma de la autenticidad fracasa en la producción artística, se trastorna la función íntegra del arte. En lugar de su fundamentación en un ritual aparece su fundamentación en una praxis distinta, a saber en la política.” Ahora miremos otra vez a Warhol. Y sus serigrafías: una técnica en la que no hay piezas únicas.

Bueno, pasada la ansiedad vamos desde el principio. En el principio, diez litografías de colores de papel. Son de 1959. Algo así como recetas ilustradas, recetas de cocina (en inglés, sin traducción) y dibujos inocentes. Un lechón, seguido de instrucciones sobre dónde comprarlo y cómo cocinarlo. Una iguana (dice que no da la receta, igual en Estados Unidos no se consigue). “Omelet Greta Garbo”, que lleva helado rosado y merengue: “Para ser comido en soledad, en una habitación iluminada por velas”, es la indicación de la obra. Ya empezamos con el cine y con cierta ironía sobre hábitos y aspiraciones de sus compatriotas.

Ahí nomás, de 1968, un enorme (68 x 124 centímetros) pasaje de avión, con hojas y flores puestas como sellos. Dice que es para Warhol, emitido el 7/12/67 para ser usado el 6/1. Nueva York, Estocolmo, Nueva York.

Vamos llegando a la zona de Marilyn y esa es zona plenamente pop. Retratos de personas que también son productos, que también han sido vistas â?? ¿hasta la saturación?â?? por todas partes. Acá están “Liz” (Taylor), de 1964 y Paloma Picasso (1975). Todos sobrecargados de color. Cerca, Jackie Kennedy en un solo tono, un sutil trabajo sobre fotos de prensa antes y después del asesinato de su marido, el presidente que tenía amores con la actriz del cuadro del fondo. Política: la fisura del sueño americano, en la cara de una viuda.

En la pared siguiente hay animales que miran de frente. “Especies en peligro”, indica (en inglés) el título. Y sí. Un elefante, un rinoceronte, un sapo enojado. Coloreados, con un trazo como de lápiz que los contornea. Ojo a ojo quedamos. Política, bah.

Hay algarabía â??esto está lleno de gente jovenâ?? alrededor de “Mitos”, serigrafías de 1981. Un Santa Claus; el Súperman que todos conocemos, con otro que brilla (es polvo de diamantes); un Drácula trazado en negro sobre negro con tenebrosos rasgos rosados; el mismo Warhol y su sombra. Mitos pop, se entiende.

Hay más, claro, hay diez versiones de Mick Jagger llevadas por la sensualidad, están los “Diez retratos de judíos del siglo XX”, con Freud, Kafka, Einstein y Grete Stern pasados por Warhol, está la “Electric Chair” (silla eléctrica): un par de serigrafías de 1971, hechas a partir de las sillas de la cárcel de Sing Sing, donde ejecutaron al matrimonio Rosemberg, acusado de espiar para la Unión Soviética.

Y más: películas y tapas de discos diseñadas por el artista (ah, los tiempos del LP, sobre el que â??como en “Sticky Fingers”, de los Rolling Stonesâ?? hasta se podía pintar un vaquero y ponerle un cierre de ver-dad).

Eso y videos biográficos, algunas fotos, la información necesaria para entender lo que se ve. Al final se sale â??ahí está el Borgesâ?? a un shopping, las Galerías Pacífico. Un modelo lindo vende perfumes desde diez carteles gigantes. Saludos a Warhol.

http://www.clarin.com/diario/2005/06/09/sociedad/s-04501.htm

1 comentario en “Cultura – La muestra de Andy Warhol es la sensación de la temporada”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.