viajes de egresados sin final feliz

Las tragedias que involucran a adolescentes no cesan de capturar la atención y la preocupación de la sociedad argentina, como ocurrió con el incendio de la disco Cromañón en Capital. Varias de esas tragedias se han producido durante los viajes como egresados, específicamente, en Bariloche y en otros destinos turísticos:

El 19 de setiembre pasado, una visita al cerro Catedral, en Bariloche, se transformó en un drama cuando un micro que transportaba a 39 chicos se desbarrancó en el camino de acceso al centro invernal. En la caída, murió Darío Cocha, un chico de 18 años, y el resto de los pasajeros sufrió heridas de distinta gravedad.

El 22 de julio pasado, un estudiante que estaba de viaje de egresados en Bariloche sufrió heridas graves al caer de cabeza, desde cuatro metros de altura, en un boliche, por lo que fue internado en terapia intensiva. El adolescente, identificado como Francisco Ramos Mejía (17), era alumno del Colegio Inmaculada Concepción de Santa Fe. El accidente se produjo en la disco Cerebro.

Diez estudiantes resultaron heridos tras volcar el ómnibus en una ruta de Bariloche a fines de setiembre de 2002. El contingente estaba integrado por alumnos del Instituto Vocacional del barrio porteño de Palermo. El accidente ocurrió en el kilómetro 24,5, cerca del paraje Las Cartas, camino a la Colonia Suiza.

En julio de 2000, diecisiete estudiantes cayeron a las aguas heladas del río Limay cuando el gomón en el que practicaban “rafting” dio una vuelta de campana. Nadaron contra la corriente y llegaron milagrosamente a la orilla. La temperatura del agua era de unos 4 º. Los adolescentes pertenecían al colegio Manuel Belgrano de la localidad bonaerense de City Bell.

El 23 de octubre de 1999, cinco estudiantes se ahogaron en la desembocadura del arroyo Casa de Piedra, en el lago Moreno, a unos 18 kilómetros del centro de Bariloche. Pertenecían a la Escuela de Educación Media de Isidro Casanova. También murió el coordinador junior Gustavo Guzmán, de la empresa El Rápido Argentino. La tragedia se inició con una broma.

4 comentarios en “viajes de egresados sin final feliz”

  1. Yo soy una de las victimas del accidente de julio de 2002, gracias a Dios tengo la posibilidad de seguir estando aca¡. Pero creo que el tema de los viajes de egresados tendrían que estar mejor organizados para evitar que chicos se mueran y que los que quedamos vivos quedemos marcados para toda la vida. La gente de Rio estudiantil tendría que estar presa, no tienen vergüenza de todo lo que hicieron después del accidente.Por favor, hagan algo para que esto no siga pasando, y esa lista termine ahí.

  2. soy psicóloga (perito de oficio) tengo que hacer una pericia psicológica a una grupo de jóvenes que tuvieron un accidente en su viaje de egresados hace muchos años atrás. Estoy buscando material teorico sobre efectos psicológicos ante situaciones de miedo colectivo, para acercárselos al juez a quien va dirigido mi dictamen. Seria muy útil, ademas de la evaluación del daño psicológico individual, evaluar y explicarle al juez todo lo que ocurre en el interior de jóvenes que en un viaje de placer tornan a un terror colectivo como es un accidente en tales circunstancias. muchas gracias

  3. hola mi nombre es marcela tengo 14 años y quiero saber si me conviene mas ser mi fiesta de
    15 o ir de viaje tengo una amiga que dice q hay accidentes en los viajes pero no se que me convienen me podrian ayudar?

  4. hola me llamo guadalupe y yo estoy en duda de irme de viaje de egresados por los accidentes ocurridos a mi hermana no le paso nada pero quien save los conductores no manejan bien y si llueve yo no se prefiero irme a mexico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.